archivo | ELECCIONES 2011 RSS para esta sección

Elecciones presidenciales 2011


Cristinazo

Con más del 53% del sufragio y superando el porcentaje de las primarias de agosto, Cristina Fernández logró la reelección a la presidencia, consolidando un hecho histórico al posicionarse tercera en votos, después de Juan Perón e Hipólito Yrigoyen

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue reelecta este domingo con el 53,96% de los votos, obteniendo una ventaja mayor a 37 puntos por sobre el candidato del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, y ganando en todas las provincias, excepto en San Luis donde se impuso Alberto Rodríguez Saa.

Los resultados de las pasadas elecciones superan los registros más altos desde el regreso de la democracia, ya que sobrepasan el 51,7% del sufragio que había conseguido Raúl Alfonsín en 1983. Asimismo, con su reelección, Cristina consiguió el tercer mandato consecutivo del Kirchnerismo, continuidad solo alcanzada por el radicalismo a principios del siglo XX.

Con este triunfo el Frente Para la Victoria además obtuvo la mayoría de la Cámara de Diputados, cuya hegemonía había perdido en las elecciones del 2009, y se consolidó en la Cámara de Senadores, donde sumó una banca y accedió al quórum.

El pasado domingo, una vez emitidos los datos oficiales por medio del Ministro del Interior Florencio Randazzo, la actual Presidenta de la Nación, acompañada por su compañero de fórmula, Amado Boudou, tomó la palabra en el bunker del Hotel Intercontinental, donde agradeció a los “40 millones de argentinos” y a los distintos presidentes sudamericanos que la habían felicitado minutos antes. El eje de su discurso se centró en la necesidad de conformar una “unidad nacional”.

“Siento como presidente la obligación de llevar y conducir a toda la República Argentina a que viva una historia diferente”, sostuvo la mandataria. Sin embargo, afirmó que tal responsabilidad no la puede llevar a cabo sola, por lo que convocó “a todos los argentinos a la unidad nacional” y afirmó que “depende de la gran mayoría no ser desviada del camino”. Asimismo, Fernández aseveró: “Por comprensión histórica, por voluntad popular y por decisión política, cuenten conmigo para seguir profundizando un proyecto de país”.

Entre mezcla de felicidad y tristeza, debido a que el jueves de esta semana se cumplirá un año del fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner, la Presidenta no pudo evitar recordarlo a lo largo de todo su alocución, no como viuda, sino como compañera de militancia. “Él jamás iba a dejar sus convicciones mientras viviera y tenga aliento”, recordó Cristina y expresó: “Sin él hubiera sido imposible llegar hasta aquí”.

Cercana la medianoche, la jefa de estado arribó a Plaza de Mayo, donde la esperaban miles de seguidores y donde se dirigió especialmente a los jóvenes: “Quiero darle las gracias a esta multitud de jóvenes argentinos que volvió a recuperar la Plaza de Mayo. Este es un momento histórico superador de aquellos momentos. Porque esta Plaza fue momento de alegrías pero también de desencuentros y enfrentamientos. Yo quiero celebrar que esta juventud viene a la Plaza a levantar las banderas con alegría y no con odio”. Posteriormente, encomendó: “Les pido que se organicen en los frente sociales, en los frentes estudiantiles, para defender a la patria y los intereses de los más vulnerables y para que nadie pueda arrebatarles lo que hemos conseguido”.

Por su parte, los distintos candidatos también se expresaron luego de la emisión los porcentajes. Quien obtuvo el segundo puesto con el 16,87% de los votos, Hermes Binner, aseguró que el desafío de su espacio es “construir una propuesta sólida” para el futuro y enunció: “Queremos ser gobierno en la Argentina”. A su vez, expresó estar contento por el resultado, debido a que mejoró la marca de las elecciones primarias, y felicitó a la Presidenta, sin dejar de remarcar que se han convertido en la “segunda fuerza política de Argentina”.

En tercer lugar se posicionó el candidato de la Unión Cívica Radical, Ricardo Alfonsín, quien logró el 11,72% del sufragio. Sin demasiadas declaraciones, el dirigente radical sostuvo que seguirá “trabajando por el país” y agradeció el apoyo a quienes se identificaron con su propuesta. “A pesar de las enormes dificultades que atravesamos, hemos mantenido nuestro caudal electoral”, destacó en su cuenta personal de Twitter.

Alberto Rodríguez Saa, gobernador de San Luis y candidato por el Compromiso Federal, alcanzó el cuarto puesto con 7,98% de los votos. “Un cachito de tristeza tengo, hay que reconocer que ella ganó bien y la felicitamos. Aplaudamos porque la señora ha ganado”, pronunció en su bunker, pero manifestó: “San Luis sigue invicto, estoy orgulloso”. En este contexto, “el Alberto” aseguró: “Hoy hemos logrado el objetivo: una nueva generación gobierna la provincia de San Luis”.

El gran perjudicado de la jornada fue sin dudas Eduardo Duhalde, el cual reconoció la derrota más de media hora antes de los datos oficiales. En el peor momento de su carrera política, a causa de haber sacado el 5,89% del sufragio y de que su esposa, Hilda “Chiche” Duhalde, perdió su banca en la Cámara Baja, el ex presidente pronunció ante las cámaras: “Mientras Dios me de fuerza, voy a seguir trabajando”. Y concluyó: “Deseo que el Gobierno aproveche la oportunidad que le ha dado el pueblo. Tenemos que estar juntos, más allá de que pensemos distinto”.

Los últimos puestos fueron para el representante del Frente de Izquierda, Jorge Altamira (2,3%) y, cerrando la tabla, la candidata presidencial de la Coalición Cívica, Elisa Carrió (1,8%). Altamira afirmó que su frente ha recuperado las mejores tradiciones del socialismo, mientras que Carrió admitió haber hecho “la peor elección en la historia”.

Elecciones 2011


 LA IMPORTANCIA DE UN PAPELITO.

Por: Emanuel.M.Canedo


“Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos” dijo hace ya mucho tiempo el poeta y ensayista mexicano Octavio Paz (premio Nobel de Literatura en 1990). Pienso en esto a pocas horas de emitir el que será mi primer voto a presidente de la Nación, ya que hasta ahora sólo había tenido oportunidad de decidir en las otras categorías políticas.

Si uno lee entre líneas o incluso sí observa algunos graffitis en la calle, se llama en ocasiones al no voto, a la no elección, y esto es algo que en un país como el nuestro debería darnos vergüenza, después de tantos años privados de la posibilidad de elegir, después de tantos demócratas desaparecidos en los malditos vuelos de los asesinos que recientemente se están juzgando, nadie debería siquiera sugerir que no se vote.

Votar es tener no la obligación sino el derecho de formar parte de este país, territorio de ilusiones y desencantos. Muchos de nosotros somos hijos de esta democracia tan sufrida, y en ocasiones olvidamos, que para llegar a casi veintiocho años de este sistema sin interrupciones, mucho se padeció en la última dictadura, la más sangrienta de nuestra historia.

Además, si se va más atrás en el tiempo es sólo a partir del 11 de noviembre de 1951 (durante la presidencia de Juan Domingo Perón) que las mujeres pudieron emitir su voto; y aún yendo más lejos se encuentra a la ley Sáenz Peña que se sancionó en el congreso el 10 de febrero de 1912, la cual logró desestimar el fraude electoral y que pudieran participar todos los hombres argentinos nativos y naturalizados en un voto secreto y obligatorio.

De manera que ese papelito, de distintos colores que vamos a poder poner en la urna, debió olvidarse y recordarse encerrado en armarios hasta llegar al hoy, en que algunos dan los resultados por sentado con alegría y otros con tristeza, sin notar que justamente en el sobre que se llevará la urna, en las ganas de que la democracia siga y en el hecho de que un mínimo voto cambie las cosas, este sistema, que no es perfecto pero es el mejor de los que existen, seguirá por suerte avanzando en nuestro país.

Elecciones en la FUR


Elecciones en la Fur

     AHORA LA FRANJA ES OPOSITORA

 La agrupación radical perdió la conducción de la Federación Universitaria de Rosario a manos de una alianza conformada por el MNR, el Alde, Pampillón y el FEI (medicina).

En el  30º Congreso que se realizó para renovar la comisión directiva de la Federación Universitaria de Rosario (FUR) la agrupación Franja Morada fue derrotada por la lista “Recuperemos la FUR”, conformada por una facción del Movimiento Nacional Reformista(MNR) y las agrupaciones Alde, Santiago Pampillón y Federación de Estudiantes Independientes de Medicina (FEI).

A la elección concurrieron 166 de los 178 delegados habilitados para sufragar, dando la victoria a la antes mencionada lista con 70 votos, contra los 60 obtenidos por la agrupación radical, quedando los restantes distribuidos entre otro sector del MNR, votos en blanco y anulados. La titularidad de la Federación quedará a cargo del representante del FEI Pablo Molina quien, junto a las demás agrupaciones que conforman el frente, se oponen a la gestión del rector Darío Maiorana y el Vicerrector Eduardo Seminara.

Entre las principales exigencias que plantea la nueva conducción de Fur se encuentra el cierre de las causas federales abiertas en el año 2009 a los cuatro estudiantes que realizaron la toma del edificio de psicología, así como también el aumento de presupuesto para becas estudiantiles y la puesta en funcionamiento de  comedores universitarios. (Ver nota de “la Neutral” sobre el comedor en la Siberia https://laneutral.wordpress.com/2011/09/22/%c2%a1comedor-a-la-vista/ ).

La federación universitaria se halla conformada por 12 centros de estudiantes de la UNR y es la herramienta gremial estudiantil más grande de Rosario. De esta manera, la FUR cambiará de conducción luego de 5 años consecutivos de mandato por parte de la agrupación Franja Morada.

Entrevista a Franco Bartolacci Parte 2


Nuevo decano electo en el mes de abril

“TENEMOS QUE CONVERTIR A LA FACULTAD EN UN ESPACIO DE PRODUCCIÓN DE CONTENIDO”
Bartolacci habló sobre el nuevo comedor universitario y los proyectos que se plantearon entorno a la Ley de Comunicación Audiovisual

¿Se piensa brindar más presupuesto para más becas?

Lo que nosotros hicimos fue no seleccionar y les dimos becas a todos los alumnos que se anotaron, porque en el modelo reformista está el bienestar estudiantil.

Lo que yo estoy planteando es que no se soluciona el problema de retención estudiantil sólo apuntando a la política de bienestar estudiantil, eso hay que hacerlo desde un principio.

En la última década el presupuesto destinado a becas creció enormemente, pasó de $30.000 (hace 4 años atrás) a $5.000.000. Además, pasamos de tres clases a nueve clases de becas distintas y se incrementó la cantidad de estudiantes becados, hace 4 años atrás eran 300 estudiantes y hoy se becan alrededor de 3000. Con todo esto, los índices de deserción se mantienen inalterables.

Ello demuestra que es verdad que los programas de bienestar estudiantil están orientados a “sostener”, pero también es cierto que para dar respuestas al problema hay que gestar otras herramientas aparte.

Nosotros nos proponemos utilizar todos los dispositivos para convertir a la facultad en un espacio de producción de contenido. Contamos con los recursos tecnológicos y humanos para hacer una agencia de noticias, una radio FM y una producción audiovisual, debido a que a partir de la sanción de la Ley de Medios, la UNR ya gestionó frente a las autoridades para la obtención de una señal para la facultad.

¿Quién es el encargado de gestionar el bar de la facultad?

En relación a este tema, creemos que hay que hacer una fuerte reformulación del funcionamiento del bar. Es uno de lo horizontes de nuestra gestión.

¿Por qué se opta por brindarle el lugar que ocupaba La Pecera a la imprenta, siendo que hay un reclamo de ampliación por parte de la Material de Estudio?

Cada uno está donde está ahora porque tradicionalmente se distribuyeron así los espacios físicos. Cuando yo ingresé a la facultad, La Pecera ya se encontraba donde está y la imprenta también, lo único que se le anexó fue un espacio para la venta al público.

Por otro lado, los proyectos son parejos. Con la ampliación de la Material de Estudio nosotros vamos a cumplir con la resolución del Consejo Directivo. El desarrollo y la profundización de la política de apuntes de la imprenta es una decisión institucional que vamos a trabajar porque creemos que a partir de la política institucional que se generó en la última gestión, se ha brindado a los estudiantes una herramienta para lograr un mayor acceso al material de estudio. Hoy la copia más barata de toda la UNR es la de la imprenta de nuestra facultad y tenemos un sistema de becas que favorece a 150 estudiantes.

¿Cuál es la cantidad especulativa de estudiantes que pueden entrar en el comedor universitario?

Creo que está programado entre 180 y 200 estudiantes por turno, pensado en tres turnos. Eso estimado para el invierno, puesto que para el verano tiene un patio que también se utilizaría para comer y daría un poco más de capacidad.

Yo creo que hay que pensarlo para que funcione todo el día, pero es probable que ya estén pensando abrirlo por etapas.

¿Quién va a gestionarlo?

Estaban pensando en un esquema de gestión de la universidad, no de concesión.

¿Hay algún proyecto de ampliar la infraestructura del edificio de la facultad?

Presentamos, hace dos años atrás, un programa de recuperación edilicia destinado a recuperación de los baños, arreglar y poner los picaportes, los artefactos de iluminación y poder construir un aula multimedia. Crecimos mucho en los últimos tres años en equipamiento tecnológico, en parte por inversión de la facultad y en parte por inversión del rectorado de la universidad.

Este es un amplio programa que va desde cosas muy pequeñas, como la reestructuración del sistema de limpieza hasta cuestiones más importantes como el arreglo de la biblioteca.

La idea es avanzar en agosto con las cosas más urgentes, trabajándolas paulatinamente. En ese marco, vamos a hacer campaña de lo privado y lo público. Hay una responsabilidad institucional de las autoridades de la facultad para generar buenas condiciones de estudio para los alumnos, pero también es importante que todos los comprometamos con el cuidado de lo público. Tenemos que hacer una especie de acuerdo entre todos de que vamos a cuidar lo público.

¿Cuándo se van a empezar a ver los primero  pasos de ese proyecto que plantearon para la nueva gestión?

Vamos a hacer la presentación de las primeras cuatro o cinco líneas de trabajo propuestas, algunas de estas las vamos a mandar a la primer sesión del Consejo Directivo. Es un proceso, algunas cosas van a ser rápidas y otras van a llevar un período; a estas últimas les vamos a poner un plazo para cumplir con el desafío de finalizarlas a tiempo.

¿El claustro estudiantil no debería tener una mayor representación en el Consejo Directivo al ser el mayoritario?

Esto es así porque está en la ley de educación superior; se ha planteado cambiarla muchas veces, pero hasta que no cambie la ley en el Congreso no podemos hacer nada. Eso se imposibilita porque hay una ley nacional de educación superior, aprobada en la década del ’90, que establece que el 50% del gobierno es para el claustro docente y el otro 50% se debe distribuir entre los demás claustros. Vale aclarar que la UNR es la que tiene el mayor grado de representación de todos los claustros y un mayor porcentaje de representación estudiantil de todas las universidades del país.

Maiorana reelecto como Rector de la UNR


En un marco de protesta estudiantil, Darío Maiorana y Eduardo Seminara fueron reelectos como rector y vicerrector de la Universidad Nacional de Rosario

El jueves a las 8.30 se llevó a cabo la Asamblea Universitaria en un patio de la Facultad de Ciencias Exactas,Ingeniería y Agrimensura, ubicada en Pellegrini 250, donde el radical Darío Maiorana logró su reelección como Rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) por 4 años, acompañado por el kichnerista Eduardo Seminara.

Maiorana se alzó triunfante con 171 votos, seguida de la candidata socialista con 52 sufragios. Por otra parte, hubo 1 voto observado, 3 votos en blanco y 24 abstenciones.

Otro de los candidatos  era la socialista y decana de la Facultad de Ciencias Económicas, Claudia Balaguer, quien a mitad del proceso electoral realizó una queja pública por considerar que “no estaban dadas las condiciones para desarrollar los comicios”.

Al mismo tiempo que se realizaba la asamblea, hubo una movilización de las agrupaciones opositoras a la actual conducción del rectorado, Alde, Santiago Pampillon y Tupac, con el fin de impedirla (las mismas habían tomado la Sede de Gobierno días anteriores). Los estudiantes  cortaron  la Avenida Pellegrini para que autoridades, consejeros y asistentes no pudieran entrar a la institución, los cual finalmente lograron ingresar por  la calle Ayacucho. Dentro, la sesión se llevó a cabo igual al aire libre y utilizando una mesa improvisada, dando los sabidos resultados alrededor de las 11.30.

En las afueras, los alumnos continuaron la protesta con banderas, pancartas, bombos y redoblantes en reclamo por los sumarios abiertos a estudiantes de Psicología que militan en dichas agrupaciones, a quienes se los acusa por privación ilegítima de la libertad, hecho ocurrido en el 2009. La presidenta del Centro de Estudiantes de dicha facultad, Bárbara Coscia, sostuvo: “Tuvimos el compromiso de Maiorana de  recibirnos y tratar el tema pero eso nunca ocurrió, nunca obtuvimos respuestas serias por vías formales” . A su vez,  agregó: “Hace dos años que venimos citando al Rector con los organismos de derechos humanos, los docentes, y nunca responde. Antes de que inicie su segundo gobierno queremos garantías de que vamos a poder estudiar”.

Entrevista a Franco Bartolacci Parte 1


Nuevo decano de la Facultad de Ciencia Política y RRII 

“ESTOY CONVENCIDO QUE LOS PROYECTOS SON COLECTIVOS”

Franco Bartolacci reflexiona sobre el papel de las universidades en la sociedad, plantea su papel como decano y anuncia los proyectos en camino.

¿Cuál es el principal eje que plantearon a la hora de definir el

proyecto?

Uno de los ejes de trabajo que estamos proponiendo es específicamente profundizar la vinculación de las autoridades, en general, de la facultad y del decano, en particular, con todos los claustros.

Esta semana estuvimos trabajando en pasar por todos los cursos convocando a todas las cátedras a establecer este tipo de relación más activa, más directa, con las autoridades de la facultad sobre la base de entender que el decano lo es de todos los claustros. Y la facultad crece en la medida que todos hagamos un esfuerzo, una colaboración, con ideas, con propuestas, con inquietudes, con reclamos, porque en la medida de que sinteticemos esa “conflictividad” (en el buen sentido de la palabra) es como también se dinamiza la vida institucional de la facultad.

Históricamente hablando, ¿Cómo llega usted a ser decano de la facultad?

Yo fui estudiante de esta facultad. En el claustro estudiantil tuve participación activa en el espacio de la movilización estudiantil, fui presidente del centro de estudiantes, de la federación universitaria, fui consejero y directivo, fui consejero superior de la universidad, docente y después secretario estudiantil. En la ultima gestión institucional, fui secretario de planificación y, ahora, electo decano.

La propuesta de mi nombre se construye entorno a un conjunto de docentes y graduados, no docentes y estudiantes de la facultad, que venimos trabajando juntos entorno a un proyecto de gestión institucional que tiene ya sus años. Y esta vez encontraron que la mejor representación posible estaba entorno a mi nombre.

Estoy convencido que los proyectos son colectivos y aunque a veces las circunstancias obligan a ponerle nombre y apellido a las cosas, en todo caso mi nombre representa un espacio colectivo mucho mas amplio.

¿Cuál  es ese espacio?

Es un sector docente que en la ultima elección institucional sacó 7 representantes sobre 10 que tiene el claustro docente que es de todas las carreras de la facultad.

También es un sector estudiantil que tiene una representación muy buena y que a mí me acompañaron con su voto en la elección; estas son las agrupaciones Franja Morada y Mariano Moreno.

Un espacio de graduados que estas son las listas de Educación Pública Simple que me acompañaron en las elecciones de los claustros de los graduados.

Y un espacio de no docentes que, también, ganaron la representación del claustro de los no docentes.

¿Consensuaron algo con el MNR sobre su proyecto alternativo?

Las ideas de este proyecto son las que nos ponen de acuerdo o lo que nos nuclea a un determinado modelo de gestión, un proyecto o una propuesta determinada.

Exigimos tener un mínimo cuorm entorno a un modelo de facultad que nosotros simplificamos entorno a tres frases: construir una facultad integrada con excelencia académica y un fuerte movimiento social.

Son como tres eslogan (no me gusta mucho hablar de eslogan porque tiende a ser una simplistas con las tareas muy complejas) que intentan sintetizar nuestra voluntad de transformar la facultad en esa facultad integrada respecto que nos sintamos todos partes de una institución que nos cobije a todos, independientemente de que cada uno tenga sus pertenencias partidarias, políticas o institucionales, y que sepamos que hay un horizonte mayor que nos nuclea, que está vinculado con la facultad, que es pública y que, como tal, amerita un proyecto que profundice el cambio en ese entusiasmo.

Excelencia académica porque nuestra facultad es una facultad de  enorme prestigio nacional e internacional con docentes muy reconocidos con una trayectoria plena. Nosotros fuimos los primeros en tener una carrera en Relaciones Internacionales en América Latina. Nuestros planes de estudio son tomados como modelos para otras instituciones que se crean nuevas.

Pero necesitamos trabajar para seguir creciendo y necesitamos un fuerte compromiso social porque así entendemos la facultad pública. Todos los que formamos este proyecto somos una institución pública, defendemos la universidad pública y creemos en el compromiso de toda la universidad. Creemos además que hay una sociedad que hace aportes a la facultad e incluso mucho de ellos no tienen la posibilidad de acceder a ella; esto genera un compromiso muy fuerte con la de la universidad que tiene que devolverle a la sociedad una producción de conocimiento y así aportar al desarrollo del país, un lugar ineludible de la facultad pública.

¿Con qué universidad cree usted que se va a encontrar tras el mandato anterior?

Yo creo que la facultad creció mucho en las últimas décadas desde todas objetivas. Creció en la matrícula, en cantidad de docentes, en actividades que se generan, en el área de posgrado, en la política de inclusión y se fueron transformando muchas cosas. Quizás los que pudimos vivir la universidad de los 90, que se daba en otro contexto político y social, podemos hace una comparación y evaluar el desarrollo y el crecimiento de la facultad hoy en día.

Son etapas y ahora viene una etapa donde hay que ajustar muchas cosas que quedaron pendientes de ese proceso de los últimos diez años, hay que emprender tareas nuevas y hay que afrontar desafíos que no los afrontamos antes porque la urgencia hacía que primero tuviéramos que analizar otras cosas.

Cuando asumí la primera gestión institucional de este espacio hubo dos planes de estudio de nuestra carrera que no tuvieron ni siquiera reconocimiento por el ministerio de educación. Entonces a veces las prioridades de la gestión tienen que ver con el cómo avanzan los proyectos o cuáles son las cosas que se están logrando y cuáles son las que quedaron pendientes.

¿Cuáles son las prioridades de su gestión?

 Nosotros vamos a anunciar la semana que viene cinco líneas de acción aproximadamente que van a formar parte de las primeras medida. Ningunas de ellas se van a salir de lo que se viene trabajando como propuesta institucional.

Primero, vamos a convocar a todos los actores a elaborar un plan estratégico en la facultad. Estoy convencido que nos podemos poner de acuerdo en 10,15 o 20 medidas de acción para definir cuál es la facultad que queremos construir entre todos de acá a diez años y trabajar con este horizonte en común.

Esos puntos de acuerdo, que suelen ser de carácter más generalistas, le dan una posibilidad de impacto y fortaleza cuando se hacen a través del consenso, así hacen que las medidas de la gestión que uno impulsa sean más efectivas.

Vamos a trabajar una línea muy fuerte vinculada al ingreso, retención y egreso de nuestros estudiantes. Revisando los cursos introductorios a las carreras de la facultad, hay que otorgarles otra inmensidad para que cumpla con su objetivo pero vamos a sostener el carácter gratuito y de ingreso libre. Todo esto, para que a los chicos les sirva al enfrentar el desfazaje que se produce entre la escuela  media y la educación superior, que es cada vez más profundo. La universidad no puede desentenderse de este problema.

Para el tema de la retensión, vamos a sostener los programas de bienestar que está aplicando la facultad en el menú estudiantil, continuar con la política  de becas de apuntes y otras herramientas que se implementaron en los últimos años. El problema de la retensión  no es exclusivamente un problema vinculado con el bienestar estudiantil, sino que se necesita trabajar con políticas académicas como cursos extracurriculares orientados a fortalecer las estrategias de lectura, de aprendizaje,  de comprensión de textos, de realización de monografías y del programa de tutorías (el que está aprobado por el consejo directivo), ya que hay muchos alumnos que terminan de rendir las últimas materias y les falta la tesis final. Por eso queremos propiciar un espacio que ayude a esos estudiantes a recibirse.

A su vez, la reforma de los planes de estudio que está pendiente en alguna de las carreras, como el caso de Relaciones Internacionales, Ciencia Política y Trabajo Social. Donde hay un proceso de reforma ya iniciado, para que estos planes se adecuen a los cambios que se fueron dando desde la época de los 90 a la actualidad.

Asimismo, trabajamos para convertir a la imprenta de la facultad en el espacio privilegiado de la producción institucional de apuntes. Creemos que hay una responsabilidad de la institución en garantizar el acceso al material de estudio, por lo cual, partiendo de esa base. Vamos a incrementar el trabajo de la imprenta en tres etapas: que la imprenta se haga cargo de la producción institucional de apuntes manteniendo los bajos costos, el programa de becas, enviando a la biblioteca de la facultad las carpetas de cada una de las materias que podamos producir en la imprenta para que sean de acceso público a todos los estudiantes y docentes, destinando un porcentaje fijo de presupuesto anual de la facultad a la compra de libros, la reformulación de la biblioteca; haciendo espacios más grandes y con más contenidos en formato papel y digitalización, la implementación de nuevas notebooks para que se puedan usar en el espacio institucional. Asumí esta garantía de poder posibilitar el mayor acceso posible al material de estudio.

Entrevista a consejero MNR parte 2


Segunda parte de la entrevista al reelecto consejero del MNR

“EL CENTRO DE ESTUDIANTES TENDRÍA QUE SER UN ESPACIO DE EXPRESIÓN DE DISTINTAS IDEOLOGÍAS ”

Sebastián Bonifacino reflexionó sobre la militancia y la actual conducción del centro en el final de la entrevista concedida a “La Neutral”

Después de las elecciones, ¿Cómo quedó la relación con el actual centro de estudiantes y cómo van a trabajar con el mismo? ¿Y con las otras fuerzas que no son conducción?

En lo que fueron los dos últimos años no se pudo trabajar conjuntamente con ninguna agrupación, sobre todo relacionado a lo que es la conducción ya que trabajar un proyecto en conjunto con las otras agrupaciones lo podes hacer sin esa institucionalización que es el centro de estudiantes. Por ejemplo, en el 2008, cuando nosotros éramos la conducción del centro, sacamos un posicionamiento con pedir o no la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y logramos consensuar con todas las agrupaciones que se pueda tener la nueva ley. Ahora, lograr ese consenso significó una tarde entera, discutiendo con las distintas agrupaciones para ponernos de acuerdo en ciertos puntos;  si no tenías la voluntad de hacerlo, no lo ibas a lograr.

Los espacios como el cuerpo de delegados y las asambleas nos parece necesario que existan, pero que su existencia sea real, no como la bajada del programa de la agrupación a un espacio del centro de estudiantes, motivo por el que muchos delegados dejaron de ir a las reuniones del cuerpo y otros se transformaron en militantes del ALDE.

¿Lo que vos apuntas es que a partir de las asambleas que se hacen llamando a que los estudiantes participen, o desde la mesita blanca no se busca participar sino generar más militancia?

No se si sería generar más militancia, lo cuál no estaría mal, pero sí escudarse en un espacio gremial y supuestamente conjunto para hacer una bajada de un solo espacio político. Por qué un centro o una mesa tienen que ser blanca, cuando lo blanco y la imparcialidad serían lo antipolítico en algún punto, y el centro de estudiantes tendría que ser un espacio de expresión de distintas ideologías que puedan consensuar entre sí y trabajar en un proyecto común de los estudiantes de la facultad. Muchas veces ese lavado a blanco significa que no existe pensamiento divergente, que todo el pensamiento debe ser único y que éste será el que la conducción pueda imponer porque tiene la capacidad de gestionar ese espacio.

Nosotros creemos que para que el estudiante pueda tener más participación e ir y plantear lo que su curso requiera, tiene que tener la posibilidad de que no le bajen la línea o el programa de la conducción del CECPRI.

En tu opinión entonces, ¿Los delegados tendrían que ser opositores?

No opositores, pero poder plantear lo que tengan ganas de plantear. Yo he escuchado en reuniones de cuerpo de delegados decir “no hablemos de eso porque no es lo que les interesa a los estudiantes”, cuando el que lo dice es justamente un estudiante delegado. Puede ser que sea una opinión personal pero igual debería poder expresarla. O le están diciendo que van a hacer lo que ellos quieran, sin importarles lo que el delegado podría aportar.

Ahora que terminaron las elecciones, ¿Cómo se encara la relación con el estudiantado? 

¿Cómo se restablece la relación? Yo creo que nunca planteamos perderla o dejarla de lado. En realidad me parece que todas las agrupaciones piensan o quieren volver a instalar discusiones políticas en la facultad; eso no se logra en tres días de elección, ni en un mes de campaña anterior, sino que generándolo a través del año.

Para nosotros no hay nada mejor que la aparición de militantes nuevos porque significa que más gente se ha interesado en la construcción de algo que supera a su interés individual.

¿Por qué crees que no hay tanta renovación en la militancia de tu partido o por qué no se produce un aumento?

Pensé que iban a preguntar por qué había tanta gente en los tres días de elecciones que después no están y nosotros, en cambio, siempre somos los mismos. Esto es porque otras agrupaciones traen gente de distintas facultades, lo cuál no esta mal, pero da una impresión de “Nosotros tenemos todo este apoyo estudiantil”, que en realidad durante el año es menor. En cuanto a renovación, en los últimos seis meses se sumaron cinco compañeros nuevos, si bien siempre nos queda una base de los militantes anteriores. En mi caso, cuando yo me vaya, voy a contribuir desde afuera porque la lógica de construcción nuestra excede a lo estudiantil. Cuando terminas esta etapa, no quieres alejarte porque luchaste por una nueva forma de educación pública más inclusiva, por lo que no quieres dejar esos años que estuviste en una facultad para irte y no pensarla más.

La gran mayoría de los partidos, incluso ustedes, hacen el discurso de su campaña política en base a críticas a los otros partidos ¿Por qué pensas que ocurre eso? ¿Por qué no presentan los proyectos propios en lugar de atacar a los demás?

Primero, creo que ocurre porque es la forma de diferenciarse más fácil que hay.

Ya que lo citaste, nuestra campaña de consejo está basada en los hechos. Sin embargo, en los tres días de elecciones siempre tenes que remarcar la diferenciación con el otro, por ejemplo, el afiche de: “No vote Feu, vote Lindu”.

Además, hay una base en que todas las agrupaciones buscan lo mismo y reivindican en general los mismos derechos, ya que nadie va a pedir por no mejorar las condiciones de cursado, mejorar las condiciones edilicias, el medio boleto estudiantil, mayor presupuesto o un comedor universitario. Esas bases son comunes, aunque se traten de apropiar hacia un sector u otro. Por lo tanto, queda generar una oposición, porque sino todos buscan lo mismo, que de última es lo correcto, aunque hay que analizar desdé que forma o práctica política se levan a cabo.

Podrías definir tu agrupación sin hablar de las otras…

Lo primero que hace Mariano Moreno es la extensión universitaria. No creemos que la facultad, la universidad y los conocimientos que se construyen tienen que estar aislados, alejados de los conocimientos de la sociedad, porque sino se pierde la función social de la misma.

Yo creo que la universidad es pública porque le debe al Estado su mejora, es autónoma y autarquica porque no tiene que depender de determinado gobierno para intentar mejorar al país al que responda, sino que tiene que generar sus propias condiciones para mejorar la sociedad, ese es el ideal de universidad.

Con esto trabajamos desde siempre. Un ejemplo, desde el barrio de la facultad con una ONG, donde trabajamos con niños y adolescentes del mismo, hacemos distintas actividades, entre ellas educación popular, apoyo escolar y fomentamos pensamientos de educación sexual y otras formas de conocimiento.

Justamente allí observamos como un montón de chicos pertenecientes al barrio que terminan la secundaria, no asisten a la universidad. Tal vez no necesitarían ni comedor universitario, ni medio boleto interurbano, y sin embargo, existe un pensamiento de que no pueden acceder a los estudios superiores porque ello no está dentro de lo cultural de su grupo.

Nuestra tarea esta allí, tratar de que la gente pueda convencerse de que la universidad es para todos. Este año precisamente logramos que ingresara un hombre de 30 años que no terminó la escuela secundaria, ya que la universidad permite el acceso de personas mayores de 25 que no hayan concluido dichos estudios. Desde mi punto de vista, este fue el mayor triunfo que tuvimos hasta ahora.

También presentamos un proyecto de Ley de Educación Superior nuevo hace más o menos cinco años, el cual, esperamos, pueda tratarse en el congreso este año.

Entrevista a consejero MNR parte 1


Sebastián Bonifacino dió una extensa entrevista exclusiva a La Neutral

“LAS AGRUPACIONES NO DEBEN UTILIZAR LAS DIFERENCIAS PARA SACAR UN BENEFICIO O GANAR MÁS PODER”

El reelecto consejero por parte de la agrupación MNR, realizó un análisis de las elecciones pasadas, así como también del panorama actual en la Facultad de Ciencia  Política y RRII.

 

La agrupación MNR, quien en las pasadas elecciones recibió un traspié al terminar cuarto, solo logró incorporar un consejero. Sebastián Bonifacino, quien ya había representado a la agrupación durante el transcurso del año pasado, fue reivindicado en su cargo y anticipó algunos aspectos de lo que será su labor en el consejo directivo.    

¿Qué balance hacen de las últimas elecciones?

El balance que hacemos de las elecciones es que se legitimó un discurso, el que propone el FEU, que a nosotros nos parece que se basa en ser la agrupación que está en contra de todo y que por eso representa a los estudiantes. Es decir que lo que se está legitimando es que no haya una propuesta, una alternativa constructiva, sino simplemente oposición. Creemos que el resto de las agrupaciones tienen por naturaleza,  por la vinculación que ejercen con la sociedad, por fuera de la universidad, una propuesta y un discurso de construcción, de trabajo en conjunto con otros actores y no simplemente encerrarse en esta facultad y en el claustro estudiantil, que es la visión que tienen las agrupaciones que conforman el FEU, la cual nos parece acotada.

Su campaña apuntaba ante todo a conseguir ingresar dos consejeros. ¿A qué atribuyen el no haberlo logrado?

Es complejo, habría que analizar varias cosas. Por empezar, todas las agrupaciones que se disputan el electorado, que no legitima el discurso del FEU, es gente sobre la que tienen incidencia o que participan dentro de cada sector.  Por otro lado, el Frente Nacional y Popular supo aprovechar el buen momento que transita hoy la Presidente de la Nación para sumar votos a través de un discurso que pretendía  alinear la facultad al Gobierno Nacional. Además, el hecho de conformar un frente los ayudó; si estaban separados, probablemente la situación hubiese sido a la inversa.

¿Por qué el MNR no apunta a la conformación de un frente con otra fuerza de la facultad?

Por citarte ejemplos, con la Franja Morada no haríamos frente porque son construcciones estudiantiles muy diferentes. Sí es cierto que existe un diálogo entre las agrupaciones, pero conformar un frente sería renunciar a muchas diferencias que tenemos, sobre todo en lo estudiantil.

Con Libres del Sur sí existen más coincidencias en ese aspecto, pero ellos como agrupación apuntaron a una alianza con Proyecto Sur. Finalmente, Proyecto Sur se decidió a formar parte del FEU y ellos consideraron que lo mejor era ir solos a seguir esa línea y formar parte de un frente con el que no estaban de acuerdo.

 ¿Qué hay de cierto que en el consejo ustedes conforman un bloque con la Franja que apoya sistemáticamente al Decano?

En principio te podría decir que hay muchos proyectos en los que no votamos igual que la agrupación Franja Morada. De hecho se pueden fijar en las actas de consejo directivo. En otras ocasiones, si se vota igual, tiene que ver con una base de diálogo que permite,  a pesar de tener acciones distintas y programas distintos, que haya una lógica de construcción política dentro de esta institución  que permita generar acuerdos. De hecho, como representante del MNR en el consejo directivo fueron más las ocasiones que voté en forma similar a la consejera proveniente del peronismo, Julieta Retamozo.  Es decir, el diálogo no es solo con el radicalismo, sino también con las agrupaciones peronistas.

¿Pero, por qué se insiste tanto en esta acusación?

Lo que pasa es que nosotros, tanto como las otras dos agrupaciones que perdieron, tenemos una lógica de construcción que va más allá de lo estudiantil y en donde consideramos que es necesario trabajar en conjunto con los docentes, los no-docentes, graduados, y con la sociedad. Eso es algo que se puede destacar en las agrupaciones peronistas, por ejemplo, que tienen esta misma lógica y trabajan mucho ese vínculo universidad- sociedad. Nosotros actuamos igual, a diferencia de la Franja Morada y del FEU.

Volviendo al tema, lo de ellos no es acusación, es una forma de construcción política. Es el discurso que tratan de instalar esta idea de posicionarse en defensa de los estudiantes y en contra de todo lo demás.

Lo que yo creo, insisto, es que eso es un error. Uno puede tener críticas pero a partir de las mismas se debe construir. Las agrupaciones no deben utilizar las diferencias para sacar un beneficio o ganar más poder, sino para que a partir de ellas se pueda mejorar la situación actual.

¿Cuál es la relación y la postura que toma la agrupación en relación a las autoridades?

Dentro de la facultad nosotros estamos en el esquema de la gestión, que no es el esquema de un Decano o del Vice Decano. La universidad en Rosario no obedece a un sólo partido, sino que en la conducción de la misma intervienen diversos actores, diversas fuerzas. Por citarte un ejemplo: cada cátedra en particular tiene una cuota de poder que interviene en los momentos de renovación de autoridades y muchas veces dentro de esas cátedras tenés gente que está en distintas listas docentes o que está en otros partidos por fuera de la facultad y, sin embargo, coinciden en un mismo proyecto. Esto habla de una amplitud a la hora de construir políticas universitarias, que va más allá de lo partidario y permite estar trabajando juntos a distintos sectores políticos.

¿Qué proyectos tienen para el año corriente?

Les voy a dar la primicia (risas). Uno de ellos es modificar la situación de los alumnos que rinden libres. Cuando uno rinde en esa condición es evaluado de dos formas: en primer lugar con un examen escrito y luego se pasa a un oral. Nosotros consideramos que esos no son dos exámenes diferentes, sino que forman parte de una evaluación que engloba ambos aspectos. Nuestro proyecto apunta a que si un estudiante aprueba el examen escrito y luego no el oral, tenga la posibilidad de rendir en la próxima mesa solamente el oral, y no nuevamente pasar por ambas instancias. A nuestra manera de ver, pensamos que rendir libre no debe ser un castigo para el alumno, sino una elección debido a que no todos pueden realizar el cursado de las materias, ya sea porque trabajan o por cuestiones económicas. Ese sería el proyecto más importante para este año.

Después hay otros proyectos, quizás más institucionales, como nuestra intención de digitalizar todos los espacios de administración en la facultad para volver más simples ciertos trámites, como puede ser el pedido de una equivalencia, que son engorrosos para los estudiantes.

De todos modos, la mayoría de los proyectos que se terminan tratando surgen a lo largo del año y atendiendo a las necesidades o urgencias que puedan manifestar los estudiantes.

De los famosos 12 proyectos que aprobaron en el consejo, ¿Cuántos pueden entrar en la categoría de “molestos para las autoridades”?

Te digo alguno de los proyectos, y ustedes evalúen. Uno de ellos fue el “SEPARE” que apuntaba al cuidado de las instalaciones, haciendo hincapié en el tratado de la basura para crear una conciencia ecológica en los alumnos. Otro puede ser el convenio que realizamos con librerías, el cual apunta a generar descuentos a los estudiantes cuando compren libros. En este caso la idea es ampliar el proyecto, buscar también generar descuentos con supermercados y en otro tipo de insumos que los alumnos consumen y necesitan. La venta de tarjetas de uso frecuente en la universidad también fue un proyecto nuestro, por citarte algunos ejemplos.

Elecciones 2011 – Facultad de Ciencia Política y RRII


Franco Bartolacci es el nuevo Decano

 El consejo directivo se proclamó por la mañana a favor del candidato radical, quien se impuso con más de la mitad de los votos. Hector Molina, perteneciente al mismo frente,  fue elegido como Vice Decano.

El nuevo decano de la facultad. Franco Bartolacci

La elección se llevó a cabo en un aula de la facultad de Ciencia Política y RRII, tratándose de una sesión extraordinaria donde el Consejo solo se pronunció en el marco de las designaciones de Decano, y Vice Decano. Franco Bartolacci, candidato radical que contaba también con el apoyo de un sector del peronismo, resultó victorioso imponiéndose de este modo al aspirante de la izquierda Oscar Lupori, y al que impulsaba el frente Kirchnerista, Roberto Retamoso.

El nuevo Decano sumó en total 12 de los 20 votos posibles, contando entre ellos con los de las agrupaciones Franja Morada y Mariano Moreno, así como también los de aquellos docentes alineados a la gestión del Rector. En segundo lugar quedó el docente Oscar Luponi que contó con  6 votos provenientes del frente de izquierda, y de los docentes opositores. Por último, se posicionó Retamoso con tan solo dos votos.

Bartolacci se mostró conmovido ante este triunfo y llamó a los diversos actores políticos a “tener más grandeza” y a “dejar de lado intereses personales para poder llegar a un acuerdo beneficioso para la facultad”. En relación al mismo tema, el licenciado opinó: “Yo no tengo dudas que si todas los diversos actores políticos que componen esta facultad nos sentáramos a dialogar, en un marco de respeto, serían muchos los puntos en común que encontraríamos”.

Por su parte, el Frente Estudiantil Unido manifestó su repudio ante su nombramiento al mando de la facultad por considerar ilegitima su postulación.

En cuanto a la designación del Vice Decano, el escenario fue similar. El triunfo quedó en manos del docente y cineasta Hector Molina, candidato puesto por el peronismo,  quien compartía formula con el ahora nuevo decano. Molina, obtuvo la misma cantidad de votos que Bartolaccci y en este caso la diferencia fue aún mayor con su inmediata perseguidora, la docente  Elisa Efimia Lagiu, debido a la abstención del consejero proveniente del ALDE.

El Cineasta aseguró que su labor no estará centrada en “cuestiones institucionales o académicas” sino que, desde su lugar, intentará “desarrollar proyectos en relación a lo audiovisual”. En ese sentido, expreso su deseo de trabajar  “con actores por fuera de la facultad, como puede ser la escuela de Cine de la Provincia” y consideró en ello una instancia importante “para la participación de los estudiantes de todas las carreras”.

La jornada concluyó con disputas entre las diversas agrupaciones, pero sin embargo no se registraron mayores incidentes. De este modo se espera que para la primera sesión ordinaria de consejo directivo del año asuman las nuevas autoridades, así como también el resto del cuerpo de consejeros.

Entrevista a consejera del Frente Nacional y Popular


Martín Fierro

“La universidad tiene que pensarse recuperando su función social”

En una charla con María Belén O’Brien, se evaluaron las elecciones pasadas y se destacaron los aspectos más relevantes del frente.

El Frente Estudiantil Nacional y Popular de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales consiguió en las elecciones pasadas el tercer puesto con 356 votos, logrando incorporar dos consejeros al Consejo Directivo. Entre ellos se encuentra  María Belén O’Brien, perteneciente a la agrupación Martín Fierro y estudiante de Relaciones Internacionales, quien realizó una crítica acerca del sufragio y de las actividades que se llevarán a cabo durante el año.

-¿Qué lectura realizas de las elecciones pasadas?

– Para nosotros fueron más que positivas por dos cuestiones. En primer lugar, logramos superar la cantidad de votos que tuvimos en las últimas elecciones. Contamos con un apoyo desde los estudiantes que ronda entre el 17% y el 20%, lo cual es más que significativo.

Asimismo, este año volvimos a retomar la actividad como frente, interrumpida el año pasado por diferencias menores entre sus distintas agrupaciones. Martín Fierro forma parte ahora del Frente Estudiantil Nacional y Popular, junto con el Movimiento Evita, el Movimiento Octubre y Alternativa Popular.

-¿Cómo se conformó el frente?

–  El Movimiento Octubre y Alternativa Popular son agrupaciones que han trabajado otros años en la facultad y este año nos platearon que querían volver al espacio universitario a construir junto con nosotros. Por supuesto, a la hora de conformar el frente, es mejor, en cuanto a la organización, cuando hay más voluntades, más proyectos y más participación.

¿Qué cosas tienen en común con las otras agrupaciones del frente?

– Sobre todo, el proyecto de universidad que tenemos: tratar de generar una universidad más inclusiva, una facultad comprometida con las necesidades de los sectores populares. En definitiva, transformadora.

La idea es instalar distintos ejes de debate que están hoy ausentes en la facultad y poder hacer de ella no solo un pasar, sino que los estudiantes que cursan puedan realizar un aporte a un proyecto de país, el cual actualmente conduce Cristina Fernández de Kirchner.

-¿Cuáles son sus proyectos para el corriente año?

– Todas las actividades que hacemos tratamos de que tenga el aval institucional, lo que se llama Declaración de Interés Académico. Entre ellas, se encuentra el foro estudiantil por la Ley Superior, para hacer un aporte desde la Universidad Nacional de Rosario (UNR) para el proyecto de Ley de Educación Superior.

Asimismo,  realizamos el módulo de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que es un módulo de simulación para que los estudiantes de Relaciones Internacionales puedan debatir la realidad y los desafíos de la integración latinoamericana.

En relación al carácter gremial, vamos a trabajar, junto al Movimiento Evita, la cuestión de los colectivos de zona sur. Intentaremos que desde el Consejo Directivo se eleve una petición al municipio para que llegue por lo menos una línea de colectivo de zona sur a la Siberia.

A su vez, queremos implementar también la banda horaria inclusiva, proponiendo que las clases de turno tarde empiecen a partir de las cinco de la tarde para que aquellos estudiantes que trabajan, puedan concurrir igual a la facultad.

Como último destacado, presentamos el proyecto “Comedor Universitario Comunitario”. Con él, se busca que el comedor universitario, aparte de contemplar un menú más económico, sea abastecido por productos de diferentes requerimientos de la ciudad de Rosario y conceda una copa de leche al barrio República de la Sexta. Eso se garantiza con la participación de los estudiantes en ese espacio, el Comedor Universitario Comunitario.

-¿Cuál es la relación con los estudiantes y con el centro actual?

– La relación con el centro actual es la de seguir participando en las instancias que se generen a partir de la secretaria. El centro de estudiantes está dividido en diferentes secretarias, que se fraccionan entre las agrupaciones a partir de la cantidad de votos logrados. Este año vamos a poder contar con una o dos secretarias (no se sabe todavía cual).

Con el resto de los estudiantes, las relaciones tratamos de establecerlas a partir de generar actividades que lleguen a discusiones sobre esos ejes comentados anteriormente.  Dentro del frente, estamos convencidos de que la participación de los alumnos no sólo tiene que ver con una situación de denuncia o con marchas de manifestaciones, sino que también tiene que estar garantizada a partir del aporte a un debate público y de una propuesta superadora acerca del modelo de universidad que tenemos hoy.

-¿Podrías definir a la agrupación en unas pocas palabras?

– Desde Martín Fierro proponemos un modelo de universidad diferente al que rige la actualidad porque creemos que el de ahora es elitista, neoliberal y excluyente.

La universidad tiene que pensarse recuperando su función social, oficio histórico que se vio ausente a partir de las reformas neoliberales en Argentina. Esto se logra actuando de acuerdo a las necesidades del país, reinstalando ciertas disputas que están ausentes y participando de actividades de extensión universitaria.

-Una critica constructiva…

-Deberían generarse más instancias de participación sin dejar de lado a aquellos que conforman las distintas agrupaciones estudiantiles. Me parece que hoy hay un cierto prejuicio contra aquellos que somos militantes. Militante es igual que un estudiante pero con una posición asumida y con una manera de comprometerse con la universidad.

ELECCIONES 2011


Franja Morada

Martín Felitti: “Proyectamos el cierre de la “pecera” y la ampliación de la imprenta”

El miembro a cargo de la conducción en la agrupación caracterizó la misma y realizó una evaluación de las últimas elecciones 

Al finalizar las elecciones para Centro de Estudiantes y Consejo Directivo del 2011 en la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, que ubicó al Frente Estudiantil Unidos “Rodolfo Walsh” (FEU) como ganador con 250 votos de ventaja con respecto a Franja Morada, Martín Felitti,  integrante de la agrupación estudiantil radical, analizó la situación.

“No pudimos como agrupación instalar algunos ejes en el discurso hacia los estudiantes. Teníamos una propuesta muy abarcativa y por ello cuesta cubrir toda la facultad. Evidentemente no logramos confrontar eso, hay cuestiones que  creemos que debemos cambiar a la  hora de difundir nuestra propuesta, a la hora de armar el discurso”, autoevaluó Felliti.

En relación a los planes para el año que comienza, el militante dejó en claro que “el cierre de la pecera y la ampliación de la imprenta es uno de los proyectos”. Asimismo, añadió: “Estamos en contra de una fotocopiadora privada en una universidad pública. La copia es carísima, queremos que se amplíe la imprenta para que pueda abarcar más materias de las demás carreras. Queremos además un sistema mejor de becas porque éstas se entregan en octubre, lo cual es contradictorio ya que si los compañeros no pueden acceder al material por una cuestión económica, en octubre ya es tarde.”

Haciendo referencia a la constante crítica que se puede ver en los discursos estudiantiles, el alumno de Ciencia Política expresó: “Hay dos maneras de un armar un discurso: una es confrontar con pruebas y argumentos válidos, y la otra es la crítica por la crítica misma. Nosotros hacemos una crítica apelando a que los estudiantes elijan una alternativa al Centro de Estudiantes. No queremos criticar diciendo que todos son malos y que somos los únicos buenos. Siempre acudimos a los proyectos. Está bien diferenciar porque concebimos la política de otra manera, por eso estamos en otra lista”.

El referente estudiantil, a su vez, habló acerca de la relación que establecerán con el Centro de Estudiantes actual: “Pretendemos reuniones de comisión directivas. La realidad fue que el año pasado el cuerpo de delegados funcionó hasta mitad de año. Queremos comprometernos con la lucha de los derechos por los estudiantes, defender la educación pública.”

Por otro lado, hizo referencia a la relación con el estudiantado: “Lo principal que queremos que sepan es que estamos cerca, discutiendo los problemas del día a día, tanto cuestiones nacionales como concretas de la facultad. Sabemos que hay deserción. Podemos contribuir participando con grupos de estudios, ayudando a alguna  cátedra”.

Para finalizar, Martín Felitti, defendiendo su agrupación, aclaró: “La franja es una agrupación que tiene 43 años en la educación publica, luchando por los derechos del estudiante. Nuestro principal objetivo es que no quede ningún derecho que nos pertenece fuera. Decimos que los dolores son las libertades que nos faltan; éstos son, por ejemplo, el medio boleto urbano. La lucha estudiantil es una acción muy atareada, hay mucha gente que dejó la vida por la universidad pública. Queremos tener un espíritu de transformación, sea cual sea el color político. Lo principal es que los alumnos podamos salir a transformar la realidad desde nuestro lugar en la sociedad. Ese es nuestro objetivo máximo”.

ELECCIONES 2011


Los estudiantes votaron FEU

El Frente Estudiantil Unido se impuso contundentemente a la Franja Morada, y confirmo asi su tercer mandato consecutivo en la conducción del Centro de Estudiantes.

Los días 5, 6, y 7 de abril se desarrollaron las elecciones en la Facultad de Ciencia Política y RRII donde los alumnos volvieron a elegir la conducción del Centro de Estudiantes, y a sus consejeros.

Nuevamente, la victoria fue para el F.E.U que se impuso ampliamente  al resto de las listas con 747 votos, quedando en segundo lugar la agrupación Franja Morada con algo más de 400 sufragios. La grilla la completaron el Frente Nacional y Popular, quien dió la sorpresa quedando por delante del MNR, agrupación socialista. En último lugar quedo la lista “Libres del Sur” con apenas 136 votos.

De esta manera el frente de izquierda, que reune a las agrupaciones ALDE, Santiago Pampillon, y Proyecto Sur, confirma por tercer año consecutivo su labor al frente del Cecpri.

En relación a los consejeros el F.E.U también resultó victorioso, consiguiendo ingresar a tres miembros de su lista al consejo. La sorpresa en este caso provino del Frente Nacional y Popular que, contra los pronósticos, logro ingresar dos consejeros, la misma cantidad que el radicalismo, y uno más que el socialismo.

Las elecciones se dieron en un ambiente festivo y pacífico, sin que se registraran incidentes entre los estudiantes,  y  con gran concurrencia a las urnas por parte de los mismos.

Esta elección, en donde los alumnos escogieron a sus representantes dentro del consejo directivo, se suma a la realizada por los docentes quienes también ya votaron a sus 10 voceros. De esta manera los próximos en votar serán los graduados,   y en última instancia los no docentes, completando asi los 20 miembros que ocuparan un lugar en el Consejo Directivo durante el transcurso de este año.

Los afiches le pusieron color a las elecciones