MITOLOGÍAS DE UN DÍA DEL ESTUDIANTE


Por: Emanuel.M.Canedo

El paisaje resulta sencillo de definir, para empezar es primavera, en Argentina siempre es este día, aunque en Colombia se conmemore el 8 y 9 de junio por los estudiantes revolucionarios, y en Chile el 11 de Mayo por el decreto que les permitió a los alumnos secundarios tener centros de estudiantes, bandera que parece clamar ahora en la lucha por la educación libre y gratuita del país trasandino.

Pero es de este bajo la cruz del sur del que quiero escribir, están los parques y las playas repletas, hay grupos de a dos, de cinco, de diez y tantos más. Están los que juegan a la pelota y el gol sobre la hora de la victoria o del fracaso, también él que hace promesas de amor eterno a la muchacha a su lado, y ella que sonríe queriendo creerle; o el solitario que no encuentra las palabras correctas mientras mira a su compañera, distraído del partido de cartas, ante el grito de –quiero retruco- a viva voz del rival de turno.

Puede que haya comida, vieja excusa para reunirse, ya que como escribe Eduardo Galeano: “Comer sólo es una obligación del cuerpo. Pero contigo es una misa y una risa”,  y se comparten un plato, una charla, y se toma del mismo vaso la bebida de la compañía. Son postales nomás, pero de esas para siempre, de camaradería y amistad al aire libre, aunque mañana tengamos parcial, el brindis es por este rato de despeje.

A lo mejor ocurre un encuentro al azar entre viejos amigos, y un –te llamo para tomar esa coca que nos debemos- aunque después no se llamen, y sigan hablando por las redes sociales, hoy ese abrazo de reencuentro es real, y se ríen mientras pasa un grupo de chicas y –que jodidamente buena esta la morocha- dice uno, -¿pero vos viste a la rubia?- dice el otro, y ¡cuanta primavera hay en al aire!.

Ellas los escuchan y también los miran, se muestran radiantes con su belleza de hojas nuevas y ropa colorida, es el eterno juego de encontrarse, de pensar que para los exámenes finales falta mucho por suerte, y qué cómodo está el pasto o la arena; y qué bueno que haya salido el sol, y broten las flores a pesar de la alergia, uno respira vida en la brisa fresca.

Mañana será otro día más, los estudiantes volveremos a los apuntes; a la política en los pasillos facultativos; a dormir pocas horas y bendito sea el café; al ojalá que estén bien las entregas o la clase que preparamos, y qué pasemos el parcial imposible. Es la eternidad menos rutinaria posible, elegir seguir haciendo nuestro camino, conscientes de la felicidad de ser estudiantes y artífices de nuestro futuro, de conocer gente interesante, y hacer tantos amigos, mitología del estudiante, historia de un día cualquiera, en que ser tan uno entre tantos otros, y que sea un feliz día para todos.

Anuncios

2 responses to “MITOLOGÍAS DE UN DÍA DEL ESTUDIANTE”

  1. Aye says :

    ¿Para qué agregar algo más?
    Simplemente FELIZ DÍA

  2. Luján says :

    Así es, como siempre Ema nos deja sin palabras!jeje
    Feliz día!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: